🗓️ “PERMANECER EN MÍ” SIGNIFICA “HÁBLAME” – DÍA 22 🙇🏻‍♂️

📖 DESAFIO DE 100 DIAS DE ORACION – Por Mike Bickle (Devocional) 📈

💎 La batalla de la oración es contra dos cosas en lo terrenal: los pensamientos dispersos y la falta de intimidad con Dios… Ninguna de las dos puede ser curada de inmediato, pero pueden curarse con disciplina. (Oswald Chambers) 📝

MIENTRAS ESTUVO EN la tierra, Jesús nos enseñó a vivir en unidad dinámica con Dios. Decía que Él es la vida, la fuente de vida, y que nosotros somos las ramas, la expresión de su vida. En esta declaración, Jesús nos dio una de sus exhortaciones principales sobre llevar un estilo de vida del reino, lo que es “permanecer en Cristo” para que podamos llevar fruto que permanezca eternamente.
Nosotros llevamos fruto de dos maneras: internamente, en nuestro carácter; y externamente, en nuestro ministerio y servicio a los demás. Permanecer en Cristo es una de las actividades más descuidadas en el reino, a pesar de que solo implica tres aspectos: hablar con Jesús, poner en práctica sus promesas y obedecer su liderazgo. Estas actividades se traslapan, pero no son lo mismo.
La tarea fundamental de permanecer en Cristo es hablar con Jesús. Es tan sencillo que cualquiera puede hacerlo, pero tan simple que muchos no lo hacen. Muchas veces, intercambio la frase “permanece en mí” por la palabra “háblame”.
Jesús tiene mucho que decirnos, pero Él nos permite que nosotros marquemos el ritmo de la conversación. Si empezamos, Él continuará la conversación mientras nosotros lo hagamos. Cuando nos detenemos, Él se detiene y espera hasta que volvamos a empezar. Él responde en el mismo grado en el que nosotros nos comunicamos con Él.

🎯 EL LLAMADO A LA ACCIÓN
Mantenga la palabra “háblame” en su espíritu mientras sigue su rutina diaria. Mantenga sus oídos espirituales abiertos para escuchar los susurros del Espíritu y determine responder con adoración silenciosa o a gran voz y un corazón agradecido.

🛐 PARA REFLEXIONAR

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto… yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca” (Juan 15:5,16).

🙇🏻‍♂️ Señor, gracias por hacer la oración tan sencilla. No tengo que esforzarme ni hablar con palabras elocuentes. Todo lo que necesito es hablarte. 🧎🏻

================
Bendiciones en Cristo, Alberto Conti

© Instituto Buenas Nuevas 🌎👑🕊️

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.