🗓️ PASIÓN EN LA ORACIÓN NO ES LO MISMO QUE VOLUMEN EN LA VOZ – DÍA 18 🙇🏻

📖 DESAFIO DE 100 DIAS DE ORACION – Por Mike Bickle (Devocional) 📈

💎 No hay una clase de vida más dulce y encantadora que aquella de una conversación continua con Dios. (BROTHER LAWRENCE) 📝

PERMÍTAME hacer una observación pastoral. Durante muchos años de dirigir en oración, he encontrado a muchas personas que devalúan sus oraciones porque sienten que las oraciones no son ofrecidas con suficiente emoción y energía. Ellos malentienden la naturaleza de la oración apasionada o ferviente. Principalmente se trata de ser persistente y de interactuar con el corazón de Dios. No se trata de nuestro estilo de orar en una reunión de oración pública. Sin embargo, algunos concluyen que la falta de la “pasión” necesaria para que Dios responda sus oraciones se debe a que ellos no se expresan con la misma emoción y volumen de quienes guían la oración en público.
La mayoría de nosotros no dice sus oraciones con emoción y volumen intensos en público, pero no deberíamos concluir que nuestras oraciones son menos efectivas o de segunda clase. Si gritar es lo que define a la oración ferviente, entonces cerca del 99 por ciento de nuestras oraciones podrían clasificarse como no apasionadas o carentes de fervor. ¿Por qué? Porque la mayoría de nuestras oraciones se ofrecen como susurros de nuestro corazón a lo largo del día. Incluso los guerreros de oración más enérgicos ofrecen probablemente menos del uno por ciento de sus oraciones en una reunión pública, donde gritan sus oraciones. Sin embargo, sus oraciones privadas, que muchas veces son simples susurros del corazón, aún son oraciones fervientes. Las oraciones silenciosas pueden ser apasionadas y fervientes.
La pasión no se trata de energía y volumen; se trata de estar involucrado de corazón con el Señor mientras oramos y perseveramos en fe sin rendirnos. Así que continúe, no se retracte, incluso si su estilo de oración es más suave que el de otros.

🎯 EL LLAMADO A LA ACCIÓN
Siga susurrando sus oraciones al Señor mientras cumple con su rutina diaria.
Trate de no medir sus oraciones sobre el tono de su voz o por lo que siente en el momento. No importa cuán débiles puedan sonar sus oraciones, ¡son reales en los corredores mismos del salón del trono! Y recuerde que Él escucha hasta el más leve clamor interno del corazón.

🛐 PARA REFLEXIONAR

“Pero Ana hablaba en su corazón, y solamente se movían sus labios, y su voz no se oía;… ‘y Jehová me dio lo que le pedí’” (1 Samuel 1:13, 27).

🙇🏻♂️ Señor, qué bueno es saber que no tengo que gritar ni esforzarme físicamente para ser apasionado en mi devoción a ti. Gracias porque puedo tener comunión contigo de una manera calmada y apacible. De cualquier modo, sé que escuchas el clamor de mi corazón. 🧎🏻

==============
🎓 LA LECCIÓN DEL DIA 📝

🖥️ LAS ORACIONES DE MOISES 🎞️

🖱️ https://youtu.be/emgUqi8Qe54

🔹 SI TU PRESENCIA NO VA CONMIGO, NO ME SAQUES DE AQUI
En esta lección aprenderemos sobre la naturaleza singular de la relación de Dios con Moisés. El diálogo entre Dios y Moisés era íntimo y cordial, pues tenían conversaciones cara a cara en la tienda de reunión; además, aunque Moisés no pudo ver a Dios, vio um destello de su gloria, que es un destello de su naturaleza santa y justa. La columna de nube era el signo visible de la presencia divina.*

📚 © Lección Nº 3- Curso Oraciones Biblicas extraordinarias – Por Alberto Conti

🙋🏻♂️ Bendiciones en Cristo, te saluda tu servidor, Alberto Conti
© Instituto Buenas Nuevas 🌎👑🕊️

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.