Porque orar las 24 horas por dia

30
Mar

¿Porque orar las 24 horas por dia? 

🔹 El concepto de la oración día y noche tiene su origen en varios principios bíblicos.
🔹 Dios nos cuida de día y de noche (Salmo 121) y en su Palabra nos llama a que velemos y oremos. En Apocalipsis 4 y 5 se nos cuenta que los ángeles y los 24 ancianos adoran a Dios literalmente día y noche. La Biblia nos enseña a orar que la voluntad de Dios sea hecha en la tierra así como en el cielo, y en el cielo solo hay alabanza, adoración e intercesión, 24 h. al día. Es por eso que creemos que debe haber alabanza, adoración e intercesión en la tierra durante las 24 h. La única manera en la que se puede lograr esto es manteniendo guardias de oración de 24h.
🔹 En el Antiguo Testamento, se mantenía ardiendo el fuego sobre el altar: “Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará, sino que el sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará el holocausto sobre él, y quemará sobre él las grosuras de los sacrificios de paz. El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará.” (Levítico 6:12-13). Las dos tareas más importantes de los sacerdotes eran: a) la intercesión (a través de oraciones y ofrendas); y b) la alabanza y la adoración. El fuego sobre el altar era un símbolo de la alabanza, la adoración, la intercesión y la reconciliación continuas que realizaban u ofrecían los sacerdotes.
🔹 Una guardia de 24 h. de oración le ayuda a la iglesia a cumplir con el mandato de Dios de ser “casa de oración para todos los pueblos” (Isaías 56:7) De esta manera las iglesias toman la responsabilidad y actúan como centinelas, como guardas sobre los muros a favor de la iglesia alrededor del mundo, de sus comunidades, sus países y otras naciones.
🔹 24 h. de alabanza, adoración e intercesión llevan al intercesor a una relación más profunda con Dios.
🔹 Una guardia de 24 h. de oración prepara el camino para la Segunda Venida del Señor Jesús y es una manera de llenar toda la tierra de Su gloria. (Habacuc 2:14)
🔹 Una guardia de 24 h. de oración se enfoca en levantar la cosecha.
🔹 Dios mismo nos ha puesto como centinelas sobre los muros para que se cumplan sus promesas: “Sobre tus muros, OH Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Los que os acordáis de Jehová, no reposéis, ni le deis tregua, hasta que restablezca a Jerusalén, y la ponga por alabanza en la tierra. (Isaías 62:6-7). Es importante notar que a) es Dios mismo el que designa a los guardas o centinelas; b) ellos deben estar en su presencia las 24 h. del día; y c) los centinelas no deben estar callados ni dejar a Dios descansar hasta que hasta que haya cumplido sus promesas. La Palabra de Dios guarda miles de promesas para sus hijos y nos enseña que continuamente oremos por el cumplimento de esas promesas.
🔹 En Lucas 18:7 Dios nos promete que nos hará justicia si clamamos a el día y noche. “¿ Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?”
🔹 Las cartas de Pablo hablan en diversas oportunidades de la intercesión día y noche por la iglesia y por el avance del evangelio.
🔹 Servir a Dios el Padre día y noche a través de la alabanza y la adoración, crecer en intimidad con Dios y vivir en su voluntad. “Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postraban delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tu creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.” (Apocalipsis 4:8-11)
🔹 Confesar nuestros pecados, humillarnos y orar por la sanidad de nuestra tierra. “…si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” (2° Crónicas 7:14)
🔹 Oremos por que esta generación (nuestros jóvenes) se vuelva a Dios y que se levanten hombres y mujeres temerosos de Dios que lleven a cabo la Gran Comisión y el Gran Mandamiento. “El corazón de ellos clamaba al Señor; OH hija de Sion, echa lágrimas cual arroyo día y noche; no descanses, ni cesen las niñas de tus ojos. Levántate, da voces en la noche, al comenzar las vigilias; derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor; alza tus manos a él implorando la vida de tus pequeñitos, que desfallecen de hambre en las entradas de todas las calles.” (Lamentaciones 2:18-19)
🔹 Oremos por la redención de nuestros vecinos y de los perdidos alrededor del mundo y por sus necesidades personales. “Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. Y daré prodigios arriba en el cielo, y señales abajo en la tierra, sangre y fuego y vapor de humo; el sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, grande y manifiesto; y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” (Hechos 2:16-21) “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.” (Lucas 19:10)
🔹Oremos por nuestras necesidades personales. “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy…” (Mateo 6:11) “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en
Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6-7)
🔹 Mantener una guardia de oración de 24 h. promueve la unidad entre los creyentes porque se enfocan en los mismos asuntos y oran juntos por ellos. También une iglesias y denominaciones. Moviliza a los miembros de la iglesia a orar más efectivamente.
🔹 Mantener una guardia de oración alienta a los creyentes a perseverar en la oración. Ayuda a cada intercesor y grupo de oración a comprender que cada uno tiene una responsabilidad; y el hecho de saber que ninguno está solo los fortalece.
🔹 La historia nos muestra que la oración ha tenido un impacto inmenso en las comunidades que la ejercitan y en el mundo entero.

A %d blogueros les gusta esto: