10 principios para una intercesión efectiva

Oración 24x7

📋 10 PRINCIPIOS PARA UNA INTERCESIÓN EFECTIVA

Por Joy Dawson (Jucum)

1. Alabe a Dios por quien es Él, y por el privilegio de participar en el mismo ministerio que el Señor Jesús (Heb. 7:25). Alabe a Dios por el privilegio de colaborar con Él en los asuntos humanos por medio de la oración.
2. Cerciórese de que su corazón está limpio delante de Dios y dé al Espíritu Santo tiempo para convencerle, en caso de que aún haya en usted algún pecado no confesado (Sal. 66:18; Sal. 139:23-24).
3. Reconozca que no puede orar realmente sin la dirección y energía del Espíritu Santo (Rom. 8:26). Pida a Dios que tome pleno control de usted por su Espíritu, reciba por fe este hecho y déle las gracias. (Ef. 5:18).
4. Confronte decididamente al enemigo (Santiago 4:7). Repréndalo en el todopoderoso nombre de Jesucristo y con la «espada del Espíritu» —la Palabra de Dios (Ef. 6:17).
5. Renuncie a las imaginaciones, deseos y cargas por los que siente que debe de orar (Prov. 3:5-6; Prov. 28:26; Is. 55:8).
6. Alabe a Dios en fe por el maravilloso tiempo de oración que va a tener. Él es un Dios maravilloso y hará algo en conformidad con Su carácter.
7. Espere delante de Dios en callada expectativa y escuche Su dirección (Sal. 62:5; Miq. 7:7; Sal. 81:11-13).
8. En fe y obediencia, exprese lo que Dios le trae a la mente y créalo (Juan 10:27). Siga pidiendo a Dios dirección y espere que Él se la conceda. Lo hará (Sal. 32:8). Asegúrese que no pasa al siguiente asunto hasta haber dado tiempo a Dios hasta descargar todo lo que quiera decir respecto a ese tema, especialmente cuando se ora en grupo. Anímese considerando las vidas de Moisés, Daniel, Pablo y Ana, sabiendo que Dios da revelación a los que hacen de la intercesión un estilo de vida.
9. Si es posible, tenga su Biblia a mano, por si Dios quiere darle alguna dirección o confirmación de Su Palabra (Sal. 119:105).
10. Cuando Dios cese de darle más cosas por las que orar, concluya alabándole y dándole las gracias por lo que ha hecho, y recuerde Romanos 11:36, «Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y para él». Amén.

ADVERTENCIA: Dios conoce la debilidad del corazón humano hacia el orgullo. Si se habla de lo que Dios ha revelado y hecho a través de la intercesión, se puede incurrir en este pecado. Dios les dice Sus secretos a los que saben guardarlos. Puede llegar el momento en el que Él nos inste claramente a decirlo, pero hasta que esto suceda, debemos mantener el secreto.
==================
© Post #0048 – Escuela de Oración e Intercesión IBBN 🎓👑📖
institutobuenasnuevas.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.